Procesadores de portátil que no debemos comprar

por Javier Rodríguez 28/01/2018 12

Introducción

A todos nos atraen los precios de muchos ordenadores portátiles que vemos por menos o cerca de los doscientos euros. Modelos que tienen incluso aspectos o formatos muy de moda como convertibles, tablets con teclados extraíbles y equipados con las versiones mas modernas de Windows.

Es fácil ver convertibles de tamaño compacto cerca de los 200 Euros, son tentadores, pero acabarán hasta con la paciencia de tu abuela.

Normalmente, salvo que nuestras necesidades sean realmente básicas, estos maquinas acaban siendo una decepción y una mala inversión. Normalmente la clave de esta decepción suele venir de un único elemento, porque el resto, mas accesibles a estos fabricantes, suelen ser de cierta entidad. Esta pieza clave es sin duda el procesador o CPU y aquí os daremos algunas claves de como elegir los adecuados, ordenados de mejores a peores.

Intel tiene últimamente una gama tan compleja que uno no sabe si es porque han sobredimensionado sus gamas o precisamente buscan confundir al cliente y no todo lo que ponga Intel es un Intel Core, ni se le parece.

Casi todos estos ordenadores económicos cuentan con alguna de las gamas mas débiles de Intel. Son procesadores económicos y de bajo consumo ideales para este tipo de máquinas que además integran todos los elementos necesarios a modo de SOC. Eso reduce los costes y hace mas sencilla la integración. Estos procesadores han avanzado poco con cada generación y normalmente lo han hecho en su capacidad de reproducción de video, olvidándose del resto de tareas.

Atom

Dentro de estas gamas yo huiría completamente de estos modelos: Atom X5, X3 y series Z. Estos procesadores, que aún se ven mucho en este tipo de máquinas, cuentan con cuatro núcleos reales, pero son procesadores con una arquitectura simple que no les permite ninguna agilidad mas allá de las capacidades de reproducción de video que tienen sus tarjetas integradas.

No hay que irse muy lejos para encontrar portátiles por menos de 170 Euros. Este tiene la configuración maldita por excelencia: Atom, poco espacio en eMMC y solo 2GB de RAM.

Parecen comportarse bien en Windows, pero cualquier aplicación mas exigente les hace sufrir y sufrir al propietario con una experiencia muy frustrante. Procesadores como El X5-Z8500, X7-Z8700, Z7-8750, X5-Z8350. Todos estos procesadores harán que odiemos nuestra decisión, porque van también acompañados de otros elementos que malogran mas si cabe sus capacidades.

Celeron

Otra gama peligrosa es la gama Celeron, pero de esta no todos son una mala opción, así que si sabemos diferenciarlos podremos tener una maquina económica y con un resultado funcional bastante mas logrado. Sea cual sea su generación podemos encontrarnos, mas aun en estos portátiles económicos cercanos a los 200 Euros, con sorpresas desagradables.

La gama Braswell está aún muy extendida en portátiles muy económicos siendo el Celeron N3060 (también meto aquí al N3050, aunque este apenas se ve integrado actualmente) uno de los más extendidos y casi peor en resultados que la gama Atom actual. Este procesador tiene solo dos núcleos y cualquier uso de multitarea más extendido, que es algo que hacemos todos abriendo mas de 4 pestañas de nuestro navegador favorito, se le atragantan hasta la muerte. Es seguramente el procesador menos recomendable de todos los que destacaremos hoy. Huid de el como la peste por barata y atractivo que sea el conjunto donde lo hayas visto montado y ojo también con el Celeron N3350 que tiene la misma configuración, con arquitectura Apollo Lake, y que disfruta de la misma configuración deficiente de dos núcleos con frecuencias bajas. 

Todo en Uno de 17" por solo 279 Euros, todo magnifico hasta que leemos el nombre maldito: Celeron N3350.

Aun dentro de los Celeron podemos encontrarnos modelos que se pueden salvar de la quema. Los Celeron N3150 y N3160 tienen cuatro núcleos y se parecen mucho a sus hermanos Pentium con modos turbo por encima de los 2GHz. Esos dos núcleos extra hacen maravillas y mantiene el consumo en los 6w así que se puede montar en las mismas maquinas. Estos, si nuestros objetivos de uso son básicos, podrían ser aceptables, pero no esperemos maravillas de ellos.

Pentium

La gama Pentium comparte en buena medida las arquitecturas de los modelos Celeron, pero son todos de 4 núcleos y por tanto comparten las bondades de los modelos que hemos mencionado después del odioso N3060. Tienen 6w de consumo, buenas frecuencias, cuatro núcleos y una grafica bastante capaz reproduciendo video de alta y muy alta definición.

Destaco especialmente el Pentium N4200, de la arquitectura Apollo Lake, que en mis experiencias con el me ha demostrado ser un procesador en el que confiar, dentro de sus limitaciones. La pena es que suele acompañarse de componentes económicos, cosa con la que también tienen que lidiar este tipo de portátiles. Son buenas opciones también los N3700, N3710 y los nuevos Pentium Silver N5000 de la nueva arquitectura Gemini Lake que ofrece mayores frecuencias y una gráfica capaz de mover video Ultra-HD 4k sin despeinarse.

Convertible con Pentium N4200, 4GB de RAM, 128GB SSD y pantalla táctil FullHD 16:10 por menos de 500 Euros. Este si es una buena opción, pero evidentemente no cuesta 300 Euros. Podemos encontrar portátiles con este procesador desde los 400 Euros, aunque algunos llevan eMMC como unidad de almacenamiento principal.

Core M y los “falsos” Core i5 y Core i7 de ultra bajo voltaje.

A partir de aquí entramos en gamas muy decentes, con un rendimiento muy cuidado y cercano a los Core, pero a veces con precios superiores a los procesadores estándar porque se montan en maquinas normalmente muy ligeras y con refrigeración pasiva. Aun así, he querido añadirlos porque se ven en máquinas con mucha atención mediática y que personalmente creo que bueno que la gente sepa que compra.

la nueva GPD Win 2, que cuesta 600 dólares, tiene un Core M3-7Y30 como procesador. Un procesador muy decente, con un buen comportamiento pero que no tiene posibilidades de mover juegos con las calidades a las que estamos acostumbrados en el mundo del PC.

Estos procesadores de muy bajo consumo tienen configuraciones de 2 núcleos y 4 hilos de proceso con frecuencias bajas, pero con todas las bondades de los procesadores Core de su correspondiente generación.

Todos hemos visto últimamente modelos de nuevas maquinas como el nuevo GPD Win 2 o el EVE V que tanta atención mediática han conseguido. Estas dos maquinas prometen de estos procesadores algo que no pueden cumplir con calidad o que confunden al cliente con rendimientos que seguramente Intel también ayuda a encubrir con unas nomenclaturas confusas.

En el caso del nuevo GPD Win 2 el procesador montado es un Core m3-7Y30. Este es un gran procesador, magnifico para tareas muy diversas, pero no es un procesador que tenga una grafica para jugar y esta maquina se vende como tal. Acabaremos hartos de sufrir sus carencias a nivel grafico a las pocas semanas, sino antes. Si lo vemos como un PC muy portátil que podemos llevar en el bolsillo, entonces es una gran compra, pero no para jugar salvo a los emuladores que podemos ejecutar también en cosas mucho mas económicas.

Pero quizás el ejemplo mas doloroso es el EVE V que presume de ofrecer precios más económicos que la Surface Pro de Microsoft, cosa que tampoco es tan difícil, con rendimientos similares gracias a sus procesadores Core i5 y Core i7 (Core i5-7Y54 y Core i7-7Y75). Estos procesadores antes estarían dentro de las gamas Core M, pero Intel en la generación Skylake los nombro de otra manera para confundir a sus clientes y ha dado alas a este, para mí, engaño a todas luces. 

La EVE V es un producto llamativo pero esta lejos de montar los procesadores mas potentes que vemos en otras soluciones convertibles y la forma en la que la comparan, sus creadores, con otros productos lleva un poco a confusion. Quizas en cierto modo sustentada por el cambio de nomenclatura que hizo Intel en los procesadores Core M de ultima generación.

Estos procesadores tienen frecuencias de trabajo mas bajos que los modelos que se montan en portátiles ultraligeros o convertibles. Admiten configuraciones de 3.5 hasta 7 vatios para adaptarse a configuraciones sin ventilador y eso limita su potencia de proceso. Tienen dos núcleos y cuatro hilos de proceso, cuando los de 15w ahora ya disponen del doble, y sus frecuencias sostenidas son menores además de no soportar memoria DDR4 (aunque todavía no esta muy extendida en portátiles).

No me mal entendáis, son grandes procesadores y yo lo firmaba ya para mi próximo tablet sin ventiladores, pero no son como sus hermanos mayores que se montan en tablets como la Surface Pro y no dar datos concretos al cliente es algo que personalmente no veo bien.

Otros problemas añadidos a las máquinas baratas

El procesador es un componente importante en este tipo de maquinas que presumen de precios económicos, pero normalmente, para ajustar aun mas esos precios, se complementan con algunos componentes de baja calidad que también tenemos que saber identificar.

El elemento mas importante, que acabara de rematar el rendimiento mediocre de algunos de estos procesadores, es el almacenamiento integrado. Estas máquinas baratas apuestan por soluciones mecánicas, cuando su formato es mas grande, o por soluciones de almacenamiento eMMC que es mucho mas lento que el de un SSD normal, aunque no los vendan como algo similar. Las memorias eMMC es como tener una tarjeta MicroSD, de las de escasa calidad, como motor de nuestro sistema operativo y no solo son lentas, con velocidades que rara vez superan los 100MBps, sino que tienen tamaños muy ajustados de 32 o 64GB en el mejor de los casos. Buscad solo maquinas que admitan SSD tradicionales, en los diferentes formatos que hay actualmente, eso será una garantía de éxito.

Escasa y lenta. La memoria eMMC esta lejos de los rendimientos de los SSD, incluso en nuestras pruebas en un modelo con memorias de gran calidad.

La memoria RAM también debe ser importante en nuestra elección puesto que 2GB pueden ser suficientes para Windows, pero no para todo lo que vayamos a ejecutar en Windows. Si queremos un ordenador que nos dure tiempo este debe ser versátil y adaptarse a nuestra evolución como usuario, debemos tener un mínimo de 4GB para que esto pueda ser factible a medio plazo. 6GB, cosa que vemos ahora en muchos portátiles, podría mejorar esto, pero debéis tener en cuenta que el ancho de banda de doble canal solo funcionara en los primeros 4GB puesto que se está usando una configuración en dos módulos de 4 y 2 Gigabytes de RAM. Si no queremos saltos de rendimiento hay que irse siempre a las configuraciones binarias clásicas como 4, 8, 16GB que mantendrán el doble canal en toda la capacidad de RAM del sistema.

Conclusión

Voy a ser breve y concreto. Por atractivo que parezca un portátil, unido a un precio muy agresivo, no compréis nada con un Celeron N3060, N3050 o N3350 y mas aun si va acompañado de un disco principal basado en tecnología eMMC. Todas las demás configuraciones son validas siempre y cuando tengamos en cuenta sus limitaciones y los acompañemos del hardware adecuado y nos los vendan por lo que realmente son capaces de hacer.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

Temas Relacionados: Procesadores Intel Procesadores